22 de marzo de 2012

BORGES TAURINO



Salieron, y si en Dahlmann no había esperanza, tampoco había temor. Sintió, al atravesar el umbral, que morir en una pelea a cuchillo, a cielo abierto y acometiendo, hubiera sido una liberación para él, una felicidad y una fiesta, en la primera noche del sanatorio, cuando le clavaron la aguja. Sintió que si él, entonces, hubiera podido elegir o soñar su muerte, ésta es la muerte que hubiera elegido o soñado.

Dahlmann empuña con firmeza el cuchillo, que acaso no sabrá manejar, y sale a la llanura.


El Sur, de Jorge Luis Borges

(Si esto no es taurino, que baje dios y lo vea)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo que decir que cuando leí ese cuento sugirió en mí la misma idea , la idea de la tauromaquia de lo taurino.Ahora años después me encuentro con su entrada. Un placer leerle solymoscas,entre esta y otras muchas razones.

Anónimo dijo...

Muy buenas tardes ,
entro en su blog con la intención de entretenerme un rato,ver de paso si hay alguna novedad,algún adjetivo afilado que genere emoción,es el único motivo por el que lo hago. Espero que pronto afile su pluma señor solymoscas,mientras tanto yo seguiré acudiendo a este lugar con la esperanza de llenar un rato de mi existencia con algún post de última hora.

kaparra dijo...

Nada monsieur Sol y Moscas. Mandarle un saludo no mas.

akira fudo dijo...

Excelente blog, pregunta, por qué no has vuelto a postear? tienes excelentes entradas. Esperando vuestro regreso. Saludos desde Chibchombia.

Anónimo dijo...

Sr. Sol y Moscas, se le echa de menos
Saludos
Pgmacias