6 de agosto de 2007

DIARIO DE RORSCHACH, 1 Agosto 2007


¿ La última anotación ? He salido de Sogecable justo antes de medianoche.
El Buho está convencido de que PRISA está detrás de todo esto. Habla en serio con lo de visitar las oficinas. La furgoneta del Buho es capáz de atravesar la puerta, por lo visto, pero ¿ y nosotros ?.
PRISA, no me puedo imaginar un oponente más peligroso.
Suponiendo que el viaje sea posible, seguir hasta su guarida parece la única opción. Aun así, me siento incómodo. Se trata de un territorio desconocido...
Podrían matarnos a los dos, ahí en el edificio, nadie lo sabría jamás...
Es la primera noche de Agosto.
Y tengo calor.
Las oficinas son lápidas que marcan las tumbas diarias de miles de personas. Dentro, en las esferas de los relojes, tantas veces contempladas como si de rostros de famosos se tratasen, las manecillas empiezan a dar sus vueltas finales.
El olvido se acerca al galope, espoleado, desbocado.
Creo que pronto desapareceremos en él.
Los de PRISA son mejores que el Buho. Tal vez mejores que yo. Parece improbable que volvamos de esta misión.
Esta es la última anotación. En breve, voy a enviar el Diario por mail a la única gente en la que puedo confiar.
Le digo al Buho que tengo que mirar el correo. Me cree.
Si leéis esto ahora, ya esté vivo o muerto, sabreis la verdad: cualquiera que sea la naturaleza exacta de esta conspiración, PRISA es la responsable de la misma.
He escrito esto lo mejor que he podido para que sea legible. Creo que presenta un panorama desolador.
Aprecio el apoyo que me habeís dado recientemente y espero que el mundo de los toros siga existiendo el tiempo suficiente para que esto os llegue, pero los pseudoperiodistas ya están en la plaza y el futuro no pinta nada bien.
Por mi parte, no me arrepiento de nada. He vivido mi vida siguiendo mis principios...
... Y me adentro en las sombras sin queja alguna.
Rorschach, 1 de agosto de 2007.