29 de octubre de 2007

EL DILEMA

Me he levantado, he leido el articulo del Papa Negro y me he bajado a la calle a comprar ajo. Me encanta el ajo. Mi abuelo se los comía crudos. Fuerte como un toro... Ahora resulta que el ajo es de pobres. Que huele mal. Hoy le voy a echar mucho ajo a la comida.
Hacía sol y se podía disfrutar de sus rayos. Disfruté de este placer gratuito. Pasear. Paseando. Así te cruzas con la cabra. La cabra, ese espectaculo.
Me quede parado observando. Disfrutando.



No se sí sería la música, la charla del gitano, los movimientos de la cabra... Sería injusto describirlo, pero me pondría en plan Gutiérrez Solana. España negra.El Papa Negro. Toreo de salón. Torero mendigo. España mendiga... De esta forma procesaron mis sesos mientras las patitas se situaban encima del cubilete que preside la escalerita. La gente rompió a aplaudir, se paso el platillo, la gente reía y entregaba calderilla... Entonces, como la bala de diamante de Kurtz, me asaltó el dilema.
Goytisolo en La Chanca se planteó el dilema que me lleva acosando ya hace tiempo: La insoluble contradicción entre la fascinación estética y la indignacion moral... Un laberinto de bellas chabolas mentales.
Una mano tendida me saco del charco. Busqué en el bolsillo y le entregué 2 euros. Sólo a ellos y a las del romero. Una sonrisa agradecida. Dientes de oro. Nada en claro. Las mismas dudas. Vuelta a casa.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Solymoscas: te contradigo. Los del video no son gitanos, que son quinquilleros. Los gitanos no son dados a los instrumentos de vientos, siendo virtuosos con los de cuerda o los percusores, que dominan desde antes de aprender a andar. Sin embargo, los quinquis son fenómenos con la "turuta", sacándole sonido incluso si le falta algún botón, como bien demuestra el interprete del "Chocolatero" que acompaña a la cabra.

La condesa de Estraza

el papa negro dijo...

Estoy cansado , mi señor SOLyMOSCAS.
Veo su video dos veces porque hay algo que rechina en mi cerebro.No son los quinquilleros de los que tanto sabe La Condesa, tan aguda,...
Son los espectadores tan insufribles. Aurea mediocritas(volveré a Horacio) sine nobilitate.Este pais no ha tenido "termino medio" ni "clase media" hasta antier y no se ha hecho sobre la criba del esfuerzo, del trabajo, de la inteligencia.
Para no irme por los cerros de Ubeda: Estos espectadores "de la cabra" son los que llenan las plazas de toros para "divertirse".
No pida emocion o conocimiento de la lidia. !Quiá!. Tienen dinero.
Para llenar cien veces Las Ventas y el Thyssen... todo a la vez.
No reivindico la miseria de la España negra.
Reivindico un tiempo en que el aficionado mas cerril sabia lo que estaba pasando en los ruedos. Y su bendito ajo no asustaba a nadie porque era ajo, coño.
Y el cariñena tenia 16º y era un vinazo distinto. No sé si peor o mejor, pero desde luego no esa cosa que embotellan ahora para "ejecutivos".
Enfin amigo, no estoy lúcido, pero el horror de Kurtz no está en el viejo y la cabra. Está en lo que les rodea.
Recuerde: !EL HORROR, EL HORROR!

sol y moscas dijo...

Leo su texto varias veces porque no tiene desperdicio, usted hace subir el nivel de mi blog...
Perdone mi "mediocridad" por pasar por alto al "estimado" público, pero esta vez no era mi objetivo, tampoco reivindicar la España negra contra los horrores del ¿progreso?.
Un error por mi parte no fijarme en los monstruos, me quedé con los bufones... Los "probres" bufones que me fascinan tanto...
¿Por qué será?...

Intentando adentrarme en el corazón de las tinieblas mientras me comen las moscas al sol le agradezco su compañía...

Señora Condesa, tomo nota sobre los rabos y los quinquilleros... Un saludo...

el papa negro dijo...

La fascinacion estética y la indignacion moral. Está bien: Indica la realidad de un pais esquizofrénico.
Ahora piense en la Holanda del XVII. Circulaba un mercado de cinco millones de cuadros, las galerias eran las posadas y las tabernas. De esa "masa crítica" salen Rembrandt, Vermeer...(formatos,temas, modos, "trapío...todo es concordante). De ahí emergen genios,pero el caldo de cultivo es concordante. En la misma mañana un pañero a la salida del mercado compraba un cuadro, porcelana de Delft e invertia florines en las dos grandes compañias , WIC y VOC.
Compare con nuestro pais y llore un poco.
Ahora hemos dejado de ser una sociedad rural y hemos pasado en un salto mortal a "posmodernos" sin haber sido modernos nunca.
Mire como observa esa señora "informal pero arreglá" al viejo y su cabra...
Remonte el rio , Kurtz le está esperando... A lo mejor le susurra que el video es el trasunto de una sociedad, de una "corrida de toros"(¿?)

sol y moscas dijo...

Señor Papa Negro, ahora piense en Holanda en la actualidad... ¿Qué piensa de su "salto posmoderno"?. Salga ahora a pasear por Amsterdam y observe la "masa crítica" del barrio rojo: podrá invertir en todas las drogas del mundo, comprar un estereo Philips o llevarse una puta de la raza que deseee montado en bicicleta...
Veermer y Rembrandt ya no volverán, tampoco Joselito y Belmonte (que nunca hubieran existido en los paises bajos)... Pero ambos tenemos seguridad social (¿tendrá la culpa?).
Nunca fuimos modernos: ¿Qué significó eso para nuestra cultura?, ¿qué nos aportó?, ¿de qué nos privó?...
Ahora subo por el canal de Voorbugwal pensando en la cabra rural que permanece y me fascina, mientras japonesas "informales pero arreglás" con cámaras digitales fotografían las mujeres de los escaparates como Costillares toros en "los Alijares"...
Sigo subiendo por mi río. Llegaré algún día. Se que Kurtz me está esperando.

el papa negro dijo...

Sin llegar al barrio rojo, piense desde su Coria natal en Ayaam Hirsi Alí y saque consecuencias.
No hay salida: La cabeza de Kurtz precisa ser "decapitada" porque ha traspasado los limites y conoce el reves de la trama. Se precisa un silencio complice en "la cultura Carrefour".
Simetricamente el clítorix y la voz de Ayaam correran parecida suerte.
El cebú(toro) totemico deben ser sacrificados por la tribu. Amen
( Y todos ellos seran atendidos por la "Seguridad Social")

sol y moscas dijo...

Le veo desencantado con la "tribu" humana que le rodea... Deme alguna esperanza señor Papa Negro.
Un saludo.

el papa negro dijo...

¿Por qué nuestros dos cónsules y los pretores visten
sus rojas togas, de finos brocados;
y lucen brazaletes de amatistas,
y refulgentes anillos de esmeraldas espléndidas?
¿Por qué ostentan bastones maravillosamente cincelados
en oro y plata, signos de su poder?

Porque hoy llegan los bárbaros;
y todas esas cosas deslumbran a los bárbaros.

¿Por qué no acuden como siempre nuestros ilustres oradores
a brindarnos el chorro feliz de su elocuencia?

Porque hoy llegan los bárbaros
que odian la retórica y los largos discursos.

¿Por qué de pronto esa inquietud
y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)
¿Por qué vacía la multitud calles y plazas,
y sombría regresa a sus moradas?

Porque la noche cae y no llegan los bárbaros.
Y gente venida desde la frontera
afirma que ya no hay bárbaros.

¿Y qué será ahora de nosotros sin bárbaros?
Quizá ellos fueran una solución después de todo.
Coda:
Quizá nosotros hemos devenido en barbaros. Hemos olvidado nuestra vieja lengua y ya no entendemos nuestras propias palabras que no nos dicen nada, que no saben a nada.
Quizá en esta Babel anómica que llamamos cultura occidental esten ya los barbaros.
Pero dormiré tranquilo: Seguro que los barbaros tienen la tarjeta de la "seguridad social" y gozan de "la paz socialdemocrata posmoderna"...
Esas llamas y ese humo que delatan el incendio de nuestros barrios no me dejan dormir.
Me asusto por nada: "es que nuestros hijos celebran el solsticio".
( Gracias y perdon a Kostantinos Kavafis por el atraco.)

sol y moscas dijo...

Veo que usted nos ve de culo, cuesta abajo y sin frenos...
Mar de dudas sobre los barbaros mientras en la tele emiten un documental sobre el milagro de Google ("nueva biblioteca de Alejandría" ya que me saca a Kavafis)... Me quedo en gris.
Duerma usted tranquilo, que es uno de los placeres que nos queda, y no se preocupe por los barrios ardiendo, que en la mayoría será facil construir algo mejor encima.

Un saludo y gracias.

sol y moscas dijo...

Sobre la esperanza. Extractos de una entrevista a Jonathan Littell en el Babelia del 27.10.07:

"Ya, es que yo no creo en la esperanza. No tengo esperanza en nada. Si nos fijamos en el mundo, es todo un espanto. Ser una persona decente se pone dificil. En Occidente creíamos que habíamos encontrado un equilibrio, pero para el resto de la humanidad, la vida es una pesadilla(...) Todos vamos a morir, ¿qué quiere que esperemos?(...) Bueno, sí. La belleza está en todas partes (...) La belleza existe a pesar de los seres humanos (...)".

Espero que le resulte interesante Señor Papa Negro. Yo creo que me adentraré en "Las benévolas".

Un saludo.

el papa negro dijo...

Creo que es un libro "muy gordo".
Eso es para gente joven. Solo leo "brevedades" o releo.
Me abruman las palabras.
Le dejo un poema de Alejandra Pizarnik: Relea con atencion la última estrofa y pongalo en masculino. Es todo.

Ojos Primitivos/ ALEJANDRA PIZARNIK
En donde el miedo no cuenta cuentos y poemas, no forma figuras de terror y de gloria.

Vacío gris es mi nombre, mi pronombre.

Conozco la gama de los miedos y ese comenzar a cantar despacito en el desfiladero
que reconduce hacia mi desconocida que soy, mi emigrante de sí.

Escribo contra el miedo. Contra el viento con garras que se aloja en mi respiración.

Y cuando por la mañana temes encontrarte muerta (y que no haya
más imágenes): el silencio de la comprensión, el silencio del mero
estar, en esto se van los años, en esto se fue la bella alegría animal.

sol y moscas dijo...

Alejandra sí que toreaba cinqueños y con la pata p'lante creando ARTE de verdad... Por eso se llevó unas cuantas cornadas en el alma...
Gracias por el poema, me resguardo en la ironía.
Es todo.