21 de julio de 2011

LA CORRIDA DEL AÑO

Una novillada de Irmaos Dias en Céret

Extractos de la Red:

Irmaos Dias : une mansada de gala

- 1° novillo : 14 "rencontres" (refilon ou picotazo) avec le piquero. Banderilles noires. Alimana.
- 2° novillo : 7 "rencontres". Humilie avec un fond de caste et une charge courte.
- 3° novillo : 5 "rencontres". Genuido.
- 4° novillo : 12 "rencontres". Banderilles noires. Sentido.

Miguel Angel Moreno : salut avec deux avis - silence. Prudent !!
Emilio Huertas : 1 oreille - salut. Puesto y con ganas. Muy en novillero. A revoir (ainsi que sa cuadrilla, efficace tout au long des difficiles lidias).

"Une tauromachie à l'ancienne, pas courante, parfois déroutante. C'était différent. Merci à l'ADAC de tenter des expériences. Elles peuvent ne pas réussir. L'important, c'est d'essayer."

"Los novillos de Irmaos Días fueron mansos a rabiar. De los que escapan del peto del caballo con una coz. Dos de ellos fueron merecedores de banderillas negras. La novillada entretuvo por su movilidad y desconcierto, si bien aquello era de todo menos un animal bravo."

"Ceret abre el ciclo 2011 con la ganadería de Irmãos Dias. ¿Quien sabía algo de Irmãos Dias? Consonancia portuguesa, bien... ¿más cosas? Provienen de Manual Duarte Oliveira y Infante de Càmara, pastan en Herdade de Aroeira, no hay referencias cuanto al comportamiento de estos impresionantes animales ... porque son años y años que no aparecen en plazas de toros. Antigüedad en Madrid: no adquirida...pero opino que tendrán que esperar. Cuando otros toreros aceptaran de lidiar estos animales, muy bonitos, astifinos, ligeros y maratonianamente incansables pero alérgicos a la puya."

"Tampoco me esperaba la sardinada de Irmaos Dias, mansa de solemnidad, pero en la que no se aburrió nadie (puede que el lorquino Miguel Ángel Moreno, que no está para estos lios). Se pusieron banderillas negras a dos de ellos. Emilio Huertas, planteó sus faenas con racionalidad y le pudo a los novillos, lo que dice mucho a su favor. Lo lleva Tomás Campuzano."

"La Feria de Ceret no empezó mal con una novillada de cuatro novillos de Irmaos Dias de los cuales la única referencia que se tenía era que eran de "tierra portuguesa", mal presentados chicos, el tercero una sardina con unos cuernos que duplicaban su tamaño, fueron totalmente mansos primero y sexto condenados a banderillas negras, cosa que también hubieran podido ser el tercero y cuarto, la presidencia fatal baste con decir que el primer novillo topo con el caballo y salió de najas 13 veces antes de ser condenado a banderillas negras, estar en el palco de esta manera es penoso.

"Pero estos novillos de procedencia y juego ignotos tenían ases en la manga escondidos, los ases eran casta mansa que les hacia adueñarse del centro del ruedo y defenderlo con una fiereza inusual en estos tiempos y unas ideas casi diabólicas, un festejo interesante de verdad para el aficionado al verdadero toro aunque sea pequeño y manso, y para completar fueron muy duros del patas. Tuvieron el valor de estar delante los novilleros Miguel Ángel Moreno y Emilio Huertas, lo que ya es mucho."

"La primera de feria, novillada matinal, fue un fracaso.
La ganadería lusa de Irmaos Días de casta portuguesa, fue una mansada en el caballo, dos novillos de banderillas negras. No tenían presencia para esta plaza torista. No estaban rematados y alguno parecía que había pasado hambre. Los mansos cárdenos portugueses, interesantes por su variado comportamiento, complicaron la vida a los picadores, muy mansos en el caballo. En la muleta se transformaban y se dejaban dar algún que otro pase.
Destacaron en la brega y banderillas los hermanos José y Ángel Otero.
Los novilleros Miguel Ángel Moreno esta verde y Emilio Huertas esta más maduro, pero también le falta."

"El experimento de Irmaos Dias divirtió a los aficionados. Todos los novillos salieron coceando de los caballos nada más sentir el hierro. Diversión para el público y problemas gordos para los novilleros porque luego en la muleta pedían el carnet -fenomenal la cuadrilla del manchego Huertas, a quien lleva Tomás Campuzano y esperemos que no exija tanto barbero como hacía su hermano José Antonio con sus pupilos (pregúntale, Tomás, a ver si te dice la verdad)-. Pero la pregunta es ¿qué haríamos nosotros como propietarios de toros así? Efectivamente, al matadero."

"Debutó la feria torista de Céret (Pirineos Orientales, sureste) de la manera más extraña posible. En este templo que venera el tercio de varas, no se vio en el que fuera primer festejo del ciclo, ningún puyazo, solo picotazos. Y esto que se dibujaron las rayas como para una novillada concurso. Y lo peor fue que el presidente no tuvo más remedio que sacar el pañuelo rojo dos veces (el de las banderillas negras), caso rarísimo, por novillos mansísimos de los Irmaos Días, ganadería lusa, encaste Casta Portuguesa (Norberto Pedroso).
Fueron 4 novillos cárdenos, bien presentados (3° y 4° más ligeros), con un novillo que dentro de sus dificultades, permitió faena (el 2°) y los 3 otros, de lidia casi imposible. Con la voluntad de los novilleros y de las cuadrillas, salimos al final con un interesante (por su carácter inusitado) festejo matinal en forma de mano a mano con 4 novillos.

El primer novillo (Calado) ingresó con las patas por delante, cabeceando y buscando al novillero. Huyó del caballo, salió el 2° picador en toriles, del cual huyó también y tras unos largos minutos recibió sus banderillas negras. Moreno, muy concentrado, hizo una faena meritoria, porque más, no podía proponer. Mató con dificultad (2 avisos) con 2 estocadas (la 2ª atravesada) en toriles, y pitos al novillo. Le sacaron al tercio por su esfuerzo y valor. Su 2° (Melancia), salió y tuvo casi el mismo juego que su primer hermano, aun con más sentido (pasaron 2 veces los pitones del novillo, a poco de la cara de Moreno). Labor más que correcta con la muleta, pinchazo, entera y descabello.
Emilio Huertas tuvo el mejor novillo de la mañana (aplausos para Nespero en el arrastre) para faenar. Tras sus cuantos picotazos y una brega idónea por parte de su cuadrilla, en especial de José Otero Beltrán, vimos 2 pares de banderillas de lujo de Ángel Otero Beltrán (hermano de José) quien recibió una ovación de gala (plaza de pie). Tuvieron los Otero Beltrán una gran mañana (fueron ovacionados al salir de la plaza) con novillos fuera de lo común. Huertas inició su faena con la mano derecha para seguir con series de naturales ayudados, aunque el novillo se resistía. Apoyado por el maestro Tomas Campuzano en el callejón, Huertas concluyó con una estocada entera que tumbó poco después al novillo. Le pidieron con fuerza una merecida oreja, tomando en cuenta las condiciones del novillo. Al último y 4° (Volador), tal vez el peor del lote (banderillas negras), consiguió dar series aunque el novillo tenía mucho sentido. Una estocada y un saludo al tercio.
En conclusión, malos novillos como hacía mucho que no se veían en Francia y buenos novilleros que tendrán que regresar por lo digno que fueron. Los aficionados que somos veníamos a ver novillos de los hermanos Días y salimos, entre otras, con la brega y banderillas de los hermanos Otero Beltrán. Lo que son las cosas."

"Emilio Huertas ha cortado la única oreja del festejo matinal con el que ha dado comienzo la Feria de Ceret. Los dos novilleros pusieron voluntad y no volvieron la cara, mientras que los banderilleros tuvieron mucho mérito por lo díficil que era poner banderillas con estas embestidas descompuestas. La novillada resultó mansísima. Lo bueno, si cabe destacar lo positivo, fue su vitalidad y fuerza. Se dejaron pegar medio pases."

"La novillada d'Irmãos Dias de Céret de Toros 2011 n'avait pas grand-chose à voir avec la tauromachie du XXIe siècle. C'est à croire que, à notre insu, nous avons pris place dans la machine à remonter le temps. Si tel n'a pas été le cas, nous sommes au moins entrés dans le laboratoire de H.G. Wells où le curseur de l'appareil fantastique était resté bloqué sur l'année... 1886. Ou alors nous avons été victimes d'une hallucination collective ; qui sait ?
Dire que la course fut grande, enthousiasmante ou palpitante serait disproportionné. Cependant, elle offrait un supplément d'âme qui stimulait sans cesse notre curiosité. Nous avons pu assister, dans la réalité, à ce que seuls les livres nous offrent habituellement : un souvenir inconnu, mille fois fantasmé.

Cette course doit beaucoup à la qualité des cuadrillas qui permirent, par leur extraordinaire pundonor, un déroulement de la lidia exemplaire. Le professionnalisme fut manifeste lors de chaque tercio, les animaux respectés et mis en valeur malgré les multiples difficultés qu'ils présentaient, les courageux novilleros Miguel Ángel Moreno et Emilio Huertas continuellement épaulés, secondés, sécurisés, conseillés. Un travail en tout point remarquable que le public n'a pas manqué de saluer, rendant un hommage particulièrement appuyé aux frères Otero Beltrán. ¡Chapo, toreros!

Grâce à eux, jamais la panique n'a gagné la piste malgré la vitesse, la mobilité, la mansedumbre, les refilones en série, les piques au toril, les galopades diverses, les coups de sabots, les sauts, les bonds, les soubresauts et les esquives, les banderilles noires (par deux fois)... Une kyrielle de facéties rocambolesques calmement négociées. Le plus surprenant est que les novillos ont aussi consenti à recevoir des passes.

Les novillitos portuguais évoquaient davantage les origines de la corrida et les débuts du toreo a pie... (avec beaucoup de pattes s'il vous plaît !) que les sempiternels ballets de flanelle auxquels nous (nous) sommes accoutumés. Impossible évidemment de cantonner la tauromachie dans ce registre, mais une fois de temps en temps... ça remet les pendules à l'heure."

Las negritas son mías, constituyen mi resumen del festejo más apasionante que llevamos de año...

(La imagen y último texto, de uno de nuestros blogs de referencia: Campos y Ruedos)

(Galerías del festejo: Aquí y aquí...)