13 de enero de 2009

VANITAS



Hay por ahí un ganadero que va largando que las corridas de toros en Andalucía son una mojiganga. Por lo que se comenta en esta jaula de grillos que es la blogsfera, parece que sabe de que habla ya que colabora en la farsa lidiando por las plazas de la comunidad histórica (con estatuto y todo) petardos de toros criados en sus fincas.
A ver quién es el que se atreve a negarle que esto es verdad el 90% de las veces... en toda España. Y en Andalucía más. Sevilla se salva de milagro y porque tiene un olor especial (y ni con esas) pero el resto son tan fusca como la feria de Salamanca (y eso ya es decir), coto vedado al aficionado y campo abierto para el taurineo y la masa festivalera.
Con esto no quiero decir que el público de Despeñaperros pa bajo no tenga muchas cualidades (Dios lo guarde muchos años), pero esto de convertirse del día a la noche en europeos con carreteras y coche nuevos, sumado a treinta años de los mismos inútiles gobernando y Canal Sur emitiendo su basura todos los días a todas horas, ha sido como una bomba atómica de papel cuché en los usos y costumbres de los andaluces... sí a esto le añadimos el taurineo campando a sus anchas, la tauromaquia no tiene otra opción que convertirse en un simulacro para disfrute de los guiris ejecutado en un tablao flamenco... con sardinetas.

(Y es que estos usos y costumbres, esta "cultura", los toros, han quedado en manos de esa panda de ineptos que fue capaz de perpetrar un engendro, una chapuza, como el del Preámbulo para el proyecto del susodicho estatuto. El cual dice de esta forma: "Andalucía ha compilado un rico acervo cultural por la confluencia de una multiplicidad de pueblos y de civilizaciones, dando sobrado ejemplo de mestizaje humano a través de los siglos. La interculturalidad de prácticas, hábitos y modos de vida se ha expresado a lo largo del tiempo sobre una unidad de fondo que acrisola una pluralidad histórica, y se manifiesta en un patrimonio cultural tangible e intangible, dinámico y cambiante, popular y culto, único entre las culturas del mundo" (análisis del texto en profundidad, aquí) No hay esperanza ninguna con gente así)

Todas estas execrencias modernas causadas por la entrada de Andalucía en el progreso, al ponerse en contacto con el narcisismo sureño y alguna lacra ibérica crónica (mal gobierno y demasiada religión), han venido a crear un monstruo decadente, presumido y analfabeto regido por tics estereotípicos que se deleita en su propio reflejo poco antes del golpe de gracia... Una vanitas typical spanish (denominación de origen Andalusia) pintada genialmente por Goya hace ya siglos como si de una alegoría se tratara. Vanitas, un género clásico en el que una dama se mira en el espejo sin percatarse de que se lo sostiene la muerte. La dama goyesca, en este caso la "cultura" andaluza, es una vieja desdentada de ojos pitarrosos cuya nariz le roza la barbilla. En armonía, el espejo lo aguanta una gitana de rostro devorado por un bubón. Pero el detalle supremo es que Cronos, dios del tiempo que siempre figura en las vanitas para recordarnos que es él quien nos degüella a traición, en lugar de la clásica guadaña esgrime un escobón de cocina con el que se dispone a desnucar a la vieja coqueta. Detalle castizo, brutal, rotundo.

6 comentarios:

JUAN AROLAS dijo...

Mi más sincera felicitación por su redacción tan acertada. La expresión del mundo del toro en Andalucía tocó fondo hace mucho tiempo, como creo que en toda España. Entre los politicos, ganaderos, taurinos, prensa y toreros se han cargado lo que representó el espectaculo más grandioso que se haya realizado por el hombre. Hoy muchos ya ni vamos....

laopcionb.com dijo...

Señor SolyMoscas, esto tan brillante que escribe -"La dama goyesca, en este caso la 'cultura' andaluza, es una vieja desdentada de ojos pitarrosos cuya nariz le roza la barbilla"- vale para toda la cultura, lo que coño sea eso, española. Me temo.

Anónimo dijo...

Un artículo que sería impensable leer en, pongo por caso, "El País". Porque desde hace mucho tiempo, en este maldito país no se puede abrir la boca sin que el colectivo X "se sienta ofendido". Esto hace cualquier crítica imposible -"hay que respetar"- y sólo acaban publicándose los discursos ñoños y vacíos; los únicos que no ofenden a nadie porque simplemente, nada tienen que decir.
Excepción: del gremio periodista, al que desprecio quizá sin razón, salvaré los artículos de Javier Marías en El País Semanal.
Desperdicios

Antitaurino Castellano dijo...

El Ayuntamiento de Cuenca, del PP, quiere que el "rejoneador" Sergio Galán sea la imagen de la ciudad, que aspira a ser Capital Europea de la Cultura:

http://www.latribunadecuenca.es/noticia.cfm/Local/20090114/oposicion/socialista/sergio/galan/convierta/imagen/ciudad/D15F31AD-1A64-968D-59A01239FA9EA532

sol y moscas dijo...

Sr Arolas... gracias por sus palabras...

No sé sí será el más grandioso, pero sí sé que es muy triste que a alguien como usted (y muchos más), que siente así este espectáculo, hayan conseguido echarlo de la plaza...


Sr B... la imágen vale para esa "cultura", pero eso tan brillante que escribo es puro sampling. Sé que usted lo sabrá apreciar...

Sr Desperdicios, el artículo sería impensable leerlo en prensa seria por mi caotica forma de escribir (q es lo que sale luchando contra la dislexia)...
En lo de hacerse el ofendido coincido con usted, pero no estoy de acuerdo en su excepción... ¡Por Dios! Javier Marías no es periodista...

un saludo a los tres

Sr Antitaurino Castellano, perdone sí no le contesto pero no tengo ni idea de rejones, ni de Sergio Galán, ni de Cuenca (de esto me arrepiento)... y lo de la capitalidad cultural me la trae floja (sin animo de ofender)

un saludo a usted también...

Anónimo dijo...

Cierto, Javier Marías es escritor y punto. Parece haber heredado de su padre la vena filosófica por el punto crítico y mordaz del artículo de los domingos. Y sí, me da pena meterlo en el saco de Maruja Torres o Rosa Montero.
La incursión de "Antitaurino castellano", divertidísima. Que vuelva, por favor.
Desperdicios