1 de febrero de 2008

LA CAIDA


Yo también me he caido del caballo, mejor dicho, del mulo. Y eso me pasó por tener alguna esperanza. Tenía que haber paseado más por la calles junto al Desengaño, como me recomendó Su Santidad. Maldito realismo de la "testarudez de los hechos" que parece no querer dejarnos otra opción que nuestro sometimiento a su inevitabilidad. No tenía que haberlo previsto como un agorero. Pero me monte en mi Mulo y salí a dar una vuelta por el campo, maldita sea...

Perdonen lo confuso del texto, ahora intentaré explicarles de que va todo esto...

Como les decía, ibamos por los campos cansinamente, solo interrumpida la paz y el silencio por el constante zumbido de un radiocasete que a mi Mulo le encanta llevar encendido en sus alforjas. Entonces, cerca del moménto de cerrarse mis ojos para iniciar la placentera siesta, unas palabras llegaron aparentemente inofensivas a los oidos, introdujeronse por ellos suavemente pero causando en mi ánimo tanto estrépito cuando vine a darlas sentido que perdí todo equilibrio sobre la bestia y en medio de unos inutiles aspavientos fui a dar con mis huesos en el suelo. Levanté la cabeza y no miento si digo que nunca se me podrá olvidar mientras viva el sonido de las carcajadas del Mulo. Carcajadas dobles. Dos en una superpuestas, multiplicadas todas sus cualidades de volumen, color, tono, duración. Una por la caida y una por lo dicho. Y a mi en este caso casí me venía a doler más la carcajada segunda, acompañada iba ella, de un brillo en los ojos del estupido animal como diciendo: "ya te lo decía yo...". ¿Qué habrá dicho la radio? se preguntaran, pues bien, a lo mejor les parece exagerado, pero lo que provocó todo esto fue lo siguiente:

"A ningún torero le gusta torear ganaderías duras; quien afirme lo contrario, miente" Rafaelillo.

Sentado todavía en la tierra del camino pensaba yo que a lo mejor era erroneo todo lo que yo creia cierto. Que la "cruda" realidad se impone determinando "como son las cosas". Que ya no quedan hombres que utilicen su libre albedrío para enfrentarse a ese animal llamado TORO para demostrar su andreia ( "debe atribuirse la andreia al que no es presa de miedo ante la hipótesis de una muerte digna" Aristóteles vía Gómez Pin) y obtener el reconocimiento de una sociedad digna de ese nombre. En medio de estas ideas confusas me encontraba cuando apareció detrás del Mulo un hombre que se hizo llamar Javier, puso su mano sobre el morro de éste haciendole callar. Me sentí como en un cuadro de Caravaggio. Le miré a los ojos, él me devolvió la mirada. Una voz vino desde detrás de su cabeza diciendo:

"A mi modesto entender, la única justificación para la presencia de un torero en el ruedo, es la presencia de un toro al que haya que dominar, que exija valor y conocimientos y cuya muerte sea el resultado de un combate (uno de los sinónimos de lidia), se haya desarrollado éste por la vía del arte o de la lucha, pero siempre a través del dominio y de la demostración de supremacía del hombre frente a la fiera, que es el objetivo primario de la fiesta. Si no hay fiera, la supremacía es indemostrable y el combate pierde sentido. Esta premisa vale para todos, artistas o legionarios, y la división que pretende hacer el taurinismo entre corridas “duras” o “blandas” es falaz porque, si hay casta, todas las corridas son duras, aunque el toro sea noble y repetidor. La diferencia está en el riesgo y en la calidad del torero, artista o no, para enfrentarlo. Actualmente, la casta y la bravura son características que definen al toro “intoreable”. La historia nos demuestra que no es así". (Opsen)

"La situación ha llegado a tan paradójico extremo que muchos aficionados e informadores bienintencionados que reclaman, con razón, una mayor variedad de encastes en los carteles de las ferias, resulta que piden a los santacolomas o a los miuras , por poner dos ejemplos, la barbaridad supina de que se comporten como los juampedros. Los nuevos aficionados -se salvan algunas excepciones-, intoxicados por los profesionales del taurinismo y por una prensa ignorante cuando no venal, desconocen las diferencias de comportamiento entre los diferentes encastes; los más aplicados y estudiosos reconocen únicamente las diferencias fenotípicas, de manera que resulta imposible juzgar la labor de los toreros.
Queremos juampedros que exteriormente no lo parezcan. Así nos va". (Bastonito)

Los rayos del sol aparecieron tras su cabeza deslumbrandome, entrecerré los ojos, agité mi cabeza, ya no estaba, me puse en pie, miré a mi alrededor, nada. Entonces me dije: "¡Ah coño, ya me decía yo!". Abrazé a mi Mulo casi llorando y le susurré al oido. "No ves animal, Rafaelillo al enfrentarse a los toros como lo hace es un ejemplo de HOMBRE, pero por eso también creo que esta vez se ha equivocado y ha dejado entrever que no es del todo consciente de lo que representa su labor. Pero que vamos a decirle a Rafaelillo (tu y yo, mi querido Mulo), aunque me de un pequeño susto. Sólo se merece nuestro favor y agradecimiento por lo que hace en el ruedo...". Durante un buen rato más continué dandole la matraca andando a su lado, hasta que ya completamente desahogado nos paramos entre dos árboles y frente a una pradera. Allí lo monté de nuevo y empezamos a trotar. Acelerando cada vez más nos adentramos en la planicie al galope tendido. Entonces, en paz, me acordé del deseo de ser un indio de Kafka.

"Si pudiera ser un indio, ahora mismo, y sobre un caballo a todo galope, con el cuerpo inclinado y suspendido en el aire, estremeciendose sobre el suelo oscilante, hasta dejar las espuelas, pues no tenía espuelas, hasta tirar las riendas, pues no tenía riendas, y sólo viendo ante mi un paisaje como una pradera segada, ya sin el cuello y sin la cabeza del caballo".

10 comentarios:

Marvin Hagler dijo...

conozco bien a ese mulo del que a veces hablas, y sé con certeza que jamás se reiría con una caida tuya. Lo que sí te haría seria darte una buena coz para que te levantaras del suelo..

el papa negro dijo...

Le veo como a Flaubert ante el cuadro de Brueghel. La (o Las) tentacion de San Antonio. Toda una vida mirando y escribiendo. Se queda uno absorto y el mulo lo derriba.
Entre la realidad y el deseo (en este caso la tentacion es taurina ...pero tanto dá, es metaforicamente válida. De hecho , usted siempre intenta la traslacion del texto).
No se que decirle y no me atrevo a mandarle de nuevo al callejon del Desengaño donde se reunen todos los escepticos... me encuentro "baldao y prosaico", de modo que cerraré con el consabido:
"Una cosa es predicar y otra dar trigo".(Póngase las gafas Groucho a ver que tal lo ve.)
Le deseo pronta recuperacion.

goloviarte dijo...

me gusta tu blog,te invito a participar en mi modesto blog de directorio y votaciones de otros blog
http://aquiestatublog.blogspot.com
podrás disfrutar con otros blog y relajarte viendo un poco de publi
voy de blog en blog,escogiendo los que me gustan,pero si consideras que es spam,te pido perdón y disculpas,soy un particular que intento esta aventura,no una empresa

Anónimo dijo...

Su Santidad, aquí la utilización de ese refrán me crea alguna duda, ya que en éste caso la teoría es fea y los hechos bellos, por lo qué, en vez de "haga lo que yo digo, no lo que yo hago" estaríamos ante un "no haga lo que yo digo, haga lo que yo hago". Vamos, que Rafaelillo nos da trigo, pero predicando me tira del mulo...

Un placer tenerle por aquí y gracias por la imagen de Flaubert y Brueghel. Para lo de las gafas marxianas esperaré a que usted me cuente que tal le van.

Me alegro que diga eso de mi Mulo señor Hagler, por algo lo tengo como uno de mis más valiosos compañeros...

Un saludo

Sol y Moscas

el papa negro dijo...

Rafaelillo en su inocencia, dice lo que otros callan: "Toreo las duras porque no tengo mas remedio".
Se lo he oido muchas veces a Ruiz Miguel. Hasta que aceptan que para estar en "el circuito y ganar unas perras" hay que tragar lo que las figuritas de mazapan no quieren.
Esa es la realidad .
Ocurre que Rafaelillo todavia no ha adquirido "el status ruizmiguel" y no entra en muchas ferias. Probablemente le falta "suerte" (cortarle las orejas y el rabo al miura "Gallero" en Sevilla entrando en una sustitucion, o salir por la puerta grande de Las Ventas en "la corrida del siglo" al lado de Victorino)... y "apoderado" que "rentabilice" las hazañas bélicas.
Así estan "las cosas" por mas que nos disgusten a unos aficionados que lo que nos emociona es ver a "ese de Mursia delante de un TORO"...Hoy, la voz y la fuerza de los aficionados, no ponen a nadie en los carteles.
El toro, la lidia, el primer tercio y no me haga poner la andreia que la risa me saca la hernia, son un pequeño "coro mudo" en esta fiesta.
Así lo veo con las gafas Groucho que facilitan la respuesta:
" Y ademas dos huevos duros"

Anónimo dijo...

Verano 2008. Toro y primer tercio integros. Dirigiendo la Lidia, Esplá (otro de la corrida del siglo). Dando lecciones de andreia (toreria) ante el pequeño coro de Ceret.
A veces predica mucho y vende poco trigo (para mi algo siempre queda), pero creo que Rafaelillo haría bien tomando nota de algunos detalles del maestro Esplá.

Un muy cordial saludo.

Sol y Moscas

luis dijo...

rafaellillo no miente y lo que dice puede descalbagar al quijote.
quien se atrevio en encerrarse con los seis de torrestrella que se tenia previsto por la beneficiencia ? (digo esto teniendo en cuenta que al morante lo tengo mas comestible que al mazapan, me sabe a brazo gitano)
torrestrella , de las duras ?
si la dan a rafaellillo , claro que se la traga. y se piensa el torero que le han dado de pan blanco por una vez. y quien le va a despreciar la oportunidad si despues se niega a matar una de prieto ?
que quiere decir de las duras por parte de un torero ? a mi no me gustaria pasar vida entera rodeado de margaret thatcher .
porque se llama esta bitacora sol y moscas y no sol y sol o moscas y moscas ? por eso.
y por eso me siento mas cerca de vosotros.

un saludo

si uno se entera de la lengua de jean baptiste poquelin estan aqui las palabras de un torero frances, julien lescarret, que hace camino lejos de murcia pero que el suyo le parece mucho al de rafaellillo.

"Il sait que chez les toreros français, la retraite de Meca et de Loré a libéré des places dans les corridas dures, et que c’est plutôt dans ce créneau qu’il doit se tailler un territoire. Quitte à plus tard revenir vers des toros plus comestibles. Il a pensé ça tranquillement, sans amertume, sans renoncement. D’autres se plaindraient de ces chemins imposés, crieraient à l’injustice, au deux poids deux mesures. Pas lui. Il est juste heureux qu’on lui laisse gagner une place à coups de courage, d’émotion, de sincérité. "

luis

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Anónimo dijo...

Tenga usted cuidado con esas caídas, querido Solymoscas, que puede salir uno convertido a la doctrina que persiguió y solicitar su ingreso en la misma previo arrepentimiento de sus pecados, con tal de hacerse en propiedad con el filón del Mediterráneo. Saulo, Saulo...

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Señora Condesa, muchas gracias por su preocupación, pero a mi me educaron en los "sagrados cánones de la tauromaquia" y de ahí no me van a sacar...

Un muy cordial saludo...

Luis, no es la vida rodeado de Thatchers, es la vida rodeado de mujeres de los pies a la cabeza, no siervas que hagan lo que yo les diga...

un saludo

Sol y Moscas