22 de abril de 2010

YA CANSA


(El Juli por el Batacazo y en acción)

"Hablar de El Juli, o de tantos otros que repiten la misma faena las decenas de tardes de las decenas de años que se tiran haciendo como que torean, ya cansa..."

"El Juli se ha convertido en la figura más significativa de la etapa más oscura y tenebrosa de la tauromaquia. Máximo representante del antitoreo, ése en el que el toro es lo de menos y dónde importa más las formas que el fondo. Parar, templar, cargar y mandar son los cuatro mandamientos del toreo de muleta. Para Julián, y por ende a sus numerosas fotocopias, los preceptos son otros: cuidar, descargar, alargar y ligar".

(Hasta el Rabo todo es Toro, nuestro comentarista de cabecera...)

"Lo que la fiesta pide hoy es un torero completo que sea al mismo tiempo un artista, para salvarla de los especialistas, de los toreros que no saben hacer más que una cosa, aunque la hagan muy bien, pero que para ello tienen necesidad de un toro especial, fabricado casi a la medida, para poder dar la talla de su arte, o, a veces, para ser capaces simplemente de mostrar que tienen un arte. Lo que necesita la afición es un dios que eche a escobazos a los semidioses. pero aguardar al Mesías es obra de mucha paciencia, y en el camino se encuentran muchos impostores. No se menciona en la Biblia el número de los falsos Mesías que vinieron antes que Nuestro Señor, pero la historia de los últimos diez (cien) años de los toros proporcionaría una cifra interesante.
Por esta razón, porque puede ocurrir que ustedes lleguen a ver a alguno de estos falsos Mesías manos a la obra, es por lo que importa que estén bien informados de todo esto. Porque no pueden saber si han visto una corrida o no, mientras no sepan si los toros eran realmente toros, y los toreros realmente toreros".

(Ernest Hemingway hablando a los yankees del 32 y a los sevillanos del 2010, que de toros más o menos saben lo mismo...)

Seguimos, cansados, pero seguimos...