1 de septiembre de 2008

EL TORO Y EL LOBO


Uno no esperaba que la contestación a las dudas que me asaltaban sobre los escritos de Francis Wolff pudiera venir de este humilde y valiente torero de Murcia, pero a estas alturas me ha llegado la hora de afirmar que Rafaelillo tiene un pico de oro. Ya sea para mostrar con prístina claridad como funciona la cabeza de un torero de hoy en día ( "Ahora de lo que se trata es de subirse a ese tren que para en la estación de las ferias y que va hasta los topes. No es fácil ni el poder subirse. Ya si puedo luego me cambiaré a un vagón más cómodo", "A ningún torero le gusta torear ganaderías duras; quien afirme lo contrario, miente") o para describir lo que es enfrentarse al tipo de corridas que me gustan: esas, las duras (como debió ser la de Palha en Bayona). No recuerdo muy bien lo que dijo tras su batalla con los Miuras, algo como: "Esto es otra guerra", pero en su boca sonó escuetamente sincero. Ahora me llega otra frase "Yo se torear mejor de lo que se me está viendo. Soy un enamorado del toreo bueno y lo siento dentro de mí. Me gusta interpretarlo, pero ya sabes como son estas corridas, tonterías las justas. Aquí no te puedes olvidar del cuerpo y dejar que fluyan tus sentimientos".


¿Y esto qué tiene que ver con Wolff? ¡Con lo bien que escribe Wolff! ¡Cómo escribe Wolff en un capítulo de su libro sobre la libertad, el aguante, Ojeda, José Tomás! Uno el "triunfo supremo de la voluntad", el otro la "serenidad suprema del sabio". Uno "la libertad absoluta gracias a la conquista de los demás y el poder sobre las cosas", el otro "la libertad absoluta gracias a la conquista de la libertad interior y el poder sobre sí mismo", blablabla... y llegamos al toro (que también está en la plaza y por los ejemplos expuestos en el capítulo resultan ser de Jandilla, Domecq, Torrestrella...), que para Ojeda es "figura de la naturaleza bruta y conquistada" y para José Tomás "instrumento del orden cósmico inexorable, del destino, de la necesidad", ratatatata... Así hasta que al final afirma que Castella es "uno de los grandes toreros contemporáneos" (sic) de esta fiesta tan contemporanea y remata la faena con un mensajito hegeliano final...


Todo revienta ante la frase de Rafaelillo: "Tonterías las justas. Aquí no te puedes olvidar del cuerpo". Y es que, entre tanta definición que se intenta dar en el libro no se da ni una de lo que es un toro. Como mucho podemos encontrarnos esta: "... el toro debe ser lidiado por quién acepta exponerse él mismo al mayor peligro y es matado conforme a reglas y formas que se basan en el respeto de su integridad física (los pitones, temibles armas naturales) y moral (no puede ser excitado ni disminuido artificialmente)" que afirma la obligación de respetar la integridad del toro... ¿pero un animal es un toro bravo por tener cuernos? ¿Qué es la bravura? ¿Y la casta? ¿En que queda toda esa palabrería sobre el aguante ante un Palha de los de Bayona? ¿Cómo fueron esos toros? ¿Fue una imponente corrida? ¿O fue una batalla? ¿El toreo güeno solo se hace con un tipo de toro? ¿Y qué tipo es ese? ¿O hay varios tipos? Estas son el tipo de preguntas que creo que hay que responder para conocer la filosofía de las corridas de toros.


Conclusión: Wolff habla demasiado de toreros y poco de toros, con lo que sus teorías, en muchos casos me parecen bastante ligeras. Es de agradecer sus textos, que me han hecho pensar sobre lo diverso de la fiesta, pero por ahora creo que seguiré recomendando a Vidal y Navalón para saber de que va todo esto y poder disfrutarlo como Dios manda.



6 comentarios:

Olivier dijo...

Estimado Amigo
Acabo de leer su texto, y me llaman la atención sus palabras sobre Francis Wolff. He publicado su papel en mi « carnet taurin », hacen ya unos días, sin ser absolutamente convencido por el fondo. Cómo a Ud, me hacía pensar, sin que llegué a escribir cualquier cosa del lígero mareo que sentía. Y leo ahora su blog. Eso es : habla demasiado de toreros y poco de toros. Cómo él propio FW dice, las vacaciones en el sureste de Francia le ofrecieron sus primeras emociones taurinas. Y si en aquella región se crian toros de lidia, es verdad que la tauromaquia (la que se da en la plaza) es repentínamente torerista. Esa fue su escuela ¿Porqué publicar este papel en mi web, entonces, Ud dirá ? Porqué pienso que en nuestro país, donde crece la oposición a la fiesta, las palabras de Wolff caen bien, y mas aún a través de un periódico importante español como ABC. Es importante que un filósofo de la capital se atreva a hablar de toros, a decir que es una cuestión de cultura y de amor. Importante que diga que la fiesta ya es francesa también. Y quizás mejor que no sea un aficionado vidalista (lo que soy, no dude), pero algo mas vulgar, lo que es preciso para que el discurso llegue a las masas. Todo eso le parecerá empapado de cinismo, no se equivoque… por mí, el papel de FW, lo sabrán leer los aficionados. Los que no lo son encontrarán quizás ahí unas cosillas que no resultan tan falsas, y un día – ¿porqué no ? – estarán capaces de leer la « substantifique moelle » de la afición a los toros, cómo la que uno puede saborear con deleite, y a menudo, en sus páginas.
Un saludo desde el suroeste de Francia.

ludo dijo...

wolff quiere justificar la muerte del toro, no su presencia. desde aqui justifica el que da la muerte.
comoc a veces occure que un toro coge mortalmente a un torero habla un pelin del que tiene su tipo zoologico escrito en el fronton de cada coso taurino : plaza de toros. esos filosofos siempre andando peripapeticos con el morro pal suelo ! una pena.
bien sabemos con olivier que mas vale ser taurosofos que filosofos.

un abrazo señor solymoscas.
y que gran placer deleitarse de nuevo con las comparencias del papa negro.

nb : hay una tremenda guerra a proposito de la corrida de palha en bayona en la blogosfera francesa. las tropas salen de la trinchera.como fui objector de conciencia en mi juventud voy de tambor. y camposyruedos de capitan.pero parecemos a los comuneros de paris. los "versaillais" son muchos. espero no llegar acorralados hasta el muro de los "fédérés".

ludo

Olivier dijo...

Señor SyM, Ludo,
he presenciado la de Palha, y he escrito mi opinión : un atraco para los toreros (Aguilar, por mí, se ha arrimado mas que sus compañeros, delante de esa funesta armada), sino que tenían trapío (si se puede considerar que un toro tenga trapío con los pitones tan astillados, los tres primeros) y mala casta. La casta, la saben ver y apreciar los aficionados buenos. Unos confunden la mala con la buena, que por tanto no se parecen para nada. Un amago, entre miles : todos iban a menos, lo que, hablando de bravura, dice lo que dice ¿Y la bravura, es hermanita de la casta o no ? Esas fieras ni tienen que meter la cabeza pabajo en el campo, no sé si son realmente herbívoros, o cómo hacen.
Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Sobre Wolff...

Señor Olivier. En la primera parte de su comentario, Wolff y los toros, veo que estamos de acuerdo, gracias por sus aclaraciones.
En la segunda... veo que también. ¿El papel del ABC? Me parece perfecto que se publique y que se hable de toros (y que, por supuesto, usted lo cuelgue en su web), sobre todo viniendo de una persona respetable y conocedora como Francis Wolff (de hecho he comprado su libro y me ha parecido bastante interesante... supongo que ya contaré algo por aquí...)

Señor Ludo, le mete usted caña al lobo. Sí puede, extiéndase aquí aclarando su opinión... También le pido que me aclare cuales han sido las diferentes posturas tomadas por la afición ante lo de Bayona (aunque me las imagino). ¿Qué se dice? ¿qué pasa? Ya sabe usted que mi frustrante, por nulo, conocimiento de su lengua me impide enterarme una pizca de algo de lo que se dice, ya sea en su blog o en campos y ruedos... cuéntemelo como un paisaje a un ciego... Espero ansioso sus noticias.

Sobre Bayona

Señor Olivier, no he podido ver de Bayona nada más que la masacre de un toro en varas y unos retazos de Sergio Aguilar. A mi por lo general me resultan interesantes esas corridas que se suelen llamar "intoreables". En la última corrida a la que he asistido este año, los Victorinos en Bilbao, salieron 2 alimañas. Uno de ellos le tocó en suerte al Fundi. Toro con sentido y peligro, ¿intoreable? Fundi le dió una tanda, tras un revolcón con puntazo en muslo y derrote al cuello, que fue toda una demostración de carácter y de torería, y de lo que más me llegó en toda la tarde... por eso le digo, que en principio, sin haber visto la corrida, pienso que me pondría del lado del ganadero. Cuando sale un toro y pide los papeles (los palha lo han hecho este año), hoy en día hay pocos toreros, picadores, banderilleros, que tengan la documentación en regla...

Un saludo a ambos, espero las traducciones para seguir conversando...

Sol y Moscas

ludo dijo...

señor soly moscas,
en cuanto a lo de palha en bayonna : yo no fui a bayonna. en los pinchos simplemente sali en defensa de los que se sentian despistados y claramente defraudos por unas reacciones oficiales del mundillo taurino , esa crema a la que pertenece el lobo pero el sin enterarse,que aprovecharon una corrida de esas llamadas complicadas porque los toros dan un juego que se podria llamar "terra incognita", que despitaba a todos en cualquier momento, que era al fin y al cabo una cosa de caracter pero con mas mala leche que nata, con una personalidad que salia de los canones de "eso es casta, eso es poder, eso es sentido...eso es eso". yo me siento aburrido y a veces enfadao con los que dicen detener la verdad, saber el camino para llegar al bulto (o sea tener la repuesta clara la pregunta de la que huye a mil kilometros cuando la oigo : dime,donde este año se puede ver una buena, o bella, corrida ? socoooorro !!!). y que son ademas juez en causa propria de unos intereses en los que deben promocionar una corrida de orejas , de triunfos, de extasis casi determinado. les parece incoherente con sus asuntos que un ganadero no pide disculpas por salir un corridon que tenia lo que tenia dentro los de palha. en breve, que existe ganaderos que crian toros en otro sentido que ser consumidos por una doxa implacable no quepa en los planes de un mundillo que no dice mu cuando todos los dias salen al ruedo cosas insipidas hechas de carne estofada. claro que no quiero tampoco,y no pudiera, ir a ver toros asi todos los dias. me moriria tambien de aburrimiento o de miedo. sali en defensa de los que no quieren que salen victoriosos los que encaminan los aficionados en una logica que sofoca al improbable.en camps y ruedos lo mismo. y olivier dejo un texto que decia bien la incongruidad de este espectaculo porque fue a los toros con un amigo japones profesor de kendo y nunca habia visto una corrida. y se quedo mudo.por el salvaje de pedazo de momento que habian atravesado.
en cuanto al lobo : quien ama bien paliza. muy importante la contribucion de wolff (el numero de la revista "critque"que dirigio wolff y que se titulo "etica y estetica de la corrida" es mejor aun porque amplia la vision con aportancias mas especializadas)pero la verdad que el pertenece a un grupillo reducido que hacen viento y marea en los medios de comunicacion del mundillo frances que tiene ya su filosofo.les falta un florista y el redondo seria redondisimo. pero hacen un trabajo que respeto porque creo que no son tan malos que la mafia taurina en españa.

un saludo

ludo

Anónimo dijo...

Gracias por aclararme la situación señor Ludo... lo que me imaginaba. Seguimos dando vueltas a: ¿qué es un toro bravo? (he aquí el estilo de nuestras preguntas en nuestra Escuela Popular de Sabiduría Superior)

(echelé un ojo a este antiguo artículo y digame que le parece:

http://solymoscas.blogspot.com/2007/
11/antonio-machado-juan-de-mairena.html

Los Palha con mala leche creo que entran dentro de mi definición (mal¿? encastados). Con leche fermentada, en su tierra, se fabrican quesos fuertes, olorosos. Con sustancia.
La carne estofada al Domecq (descastados) por lo general no, son nata montada... aparentes pero llenos de aire. Sin sustancia.

Coincido plenamente en que yo tampoco querría todas las corridas así. Sólo pido unos minimos (hay una chapa roja rulando por ahí)... que frecuentemente son saltados a la torera...

Sobre Wolff creo que me voy haciendo una idea...

Un saludo

Sol y Moscas