7 de diciembre de 2007

EL G-8 Y MI G-4








Nace una constelación de auténticos galácticos de la acción cultural (G-8) (...) El objetivo: establecer sinergias y programar de manera coordinada todo tipo de productos culturales (...) Por ello, los responsables de los centros culturales multidisciplinares más grandes y activos del mundo se reunirán para diseñar una nueva estratégia de marketing cultural (...) Estos auténticos popes de la acción cultural se reunirán en Avilés (...) deberán plantearse interrogantes de complicadísima respuesta, por ejemplo: ¿mediante qué nuevas y revolucionarias fórmulas puede atraerse hoy día a una biblioteca, a un cine, a un teatro o a una sala de conferencias a un adolescente de 15 años? ¿Congresos de hip-hop? ¿Conciertos de rap? ¿Exhibiciones de videojuegos? ¿Concursos de graffiti?
El exclusivo club mundial de la cultura que el próximo viernes se presentará en sociedad está formado, además del futuro Centro Niemeyer de Avilés, por un grupo de selectos socios capaces de atraer al año a más de 20 millones de personas:

- Lincoln Center. El templo neoyorquino de la cultura es, por sus dimensiones y volumen de actividades, el mayor centro del mundo de artes escénicas. El complejo, con 22 auditorios, es en la actualidad la sede de 12 entidades residentes, entre ellas la Metropolitan Opera, el Ballet de Nueva York o la Filarmónica de Nueva York. Cinco millones de espectadores cada año.

- Barbican Center. El mayor centro cultural de Europa por dimensiones y número de actividades. El centro, que este año celebra su XXV aniversario, es la sede de la Sinfónica de Londres. Tiene una sala de conciertos para casi 2.000 espectadores, un teatro para 1.166, tres cines, una sala de exposiciones de 1.393 metros cuadrados, siete salas de conferencias y tres restaurantes. Su director artístico, Graham Sheffield, que acudirá a la reunión del día 14 en Avilés, fue nombrado recientemente coordinador de las actividades culturales de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

- Ópera de Sidney. El célebre edificio de los picos diseñado por Jörn Utzon e inaugurado en 1973, y que acabó convirtiéndose en la imagen de todo un país, es la sede de la Ópera de Australia y la Sinfónica de Sidney. Entre sus instalaciones destacan una sala de conciertos con capacidad para 2.700 espectadores, un teatro para 544, una sala de cámara, un estudio-teatro, cuatro restaurantes, seis bares y... 2.200 puertas.

- Centro Pompidou. El multicolor coloso de plexiglás diseñado por Richard Rogers y Renzo Piano ha cumplido este año su 30 cumpleaños y es, en cierto modo, víctima del éxito. El Centro Nacional de Arte y Cultura nació en 1977 como controvertido y revolucionario concepto en la exhibición de contenidos culturales. Con él se transformó un barrio de París que estaba profundamente degradado, aunque las mentes biempensantes de la derecha francesa pusieron el grito en el cielo. Organiza una media de 30 exposiciones al año. En tres décadas de vida ha recibido cerca de 200 millones de visitas.

- Centro Cultural de Hong Kong. Fue inaugurado en 1989 y su construcción sirvió la fachada marítima de Kowloon, frente a la bahía de Hong Kong. Tiene una sala de conciertos para 2.020 espectadores y un teatro para 1.734, además de salas de exposiciones, salas de conferencias, bares y restaurantes. Un millón de espectadores al año y un volumen de ocupación del 95%.

- Foro Internacional de Tokio. El edificio de Rafael Viñoly inaugurado en 1996 transformó por completo el distrito de Ginza de la capital japonesa. Ocho salas de conciertos, 30 salas de conferencias y una sala de exposiciones de 5.000 metros cuadrados. Organiza 6.000 eventos al año.

- Biblioteca de Alejandría. El coloso egipcio de piedra y agua fue inaugurado hace cinco años con el fin de rescatar el esplendor de la mítica biblioteca original. Ciclos de cine, representaciones de teatro, exposiciones de arte, ciclos de conferencias literarias... y varios millones de libros.

Centro Niemeyer de Avilés: Se extenderá por una superficie de 50.000 metros cuadrados y albergará un auditorio con capacidad para 1.000 espectadores, una espectacular torre mirador sobre la ría y la ciudad (con restaurante incluido), un espacio multiusos con cines, salas de ensayo y salones de conferencias, una plaza que ejercerá de foro abierto u una inmensa galería de 4.000 metros cuadrados y 20 metros de altura. La meta es convertirlo en un nuevo polo de atracción turística: un efecto Niemeyer capaz de rivalizar con el efecto Guggenheim.

(Textos extraidos de El País, 6 de diciembre de 2007).

Cuanta "cultura", dios mio, ¿quién nos librará de ella, de sus popes, de sus catedrales?... Miles de millones de personas, de metros cuadrados, de euros, dolares, libras y yens gastados... La nueva religión ha llegado, y sus sabios se disponen a un concilio ecuménico. Estos dispondrán cual es la verdad en materia de doctrina o de práctica y la proclamarán. Siendo sus fines principales los de: promover el desarrollo de la fe en el arte contemporaneo, lograr una renovación económica de la vida de los artistas, adaptar las distintas disciplinas a las necesidades y métodos de nuestro tiempo. Se pretende que sea un "aggiornamento" o puesta al día de la Iglesia del arte, renovando los elementos que más necesidad tuvieran de ello, revisando el fondo y la forma de todas sus actividades para proporcionar una apertura dialogante con el mundo moderno (adolescentes), actualizando la vida de la cultura sin definir ningún dogma, incluso con nuevo lenguaje conciliatorio frente a problemas actuales y antiguos... Una tomadura de pelo, vamos...

Ante tanta soberbia y tontería moderna, no puedo más que comparar esos mamotretos con la sencillez de ciertos pequeños lugares que conforman mi G-4 en lo que a centros culturales se refiere: Calasparra, Céret, Vic Fezensac y Cenicientos... En estos reductos del saber, escondidos de la mano de Dios (de el del G-8), se dan cursos intensivos de ÉTICA y ESTÉTICA una vez al año... Lecciones de verdad...




6 comentarios:

isabella dijo...

Signor Sol y Moscas,en el reducto de Acho no han dado su brazo a torcer y no han otorgado ni el Escapulario de Oro ni el de Plata.
Se me ocurre una estrofa corregida de la canciòn "Ruperta"de Zambo Cavero:
(al estilo Papa Negro)
Al torero Enrique Ponce el santo se le ha volteao,ya no consigue Escapulario por andar de lado en lado....

Anónimo dijo...

¡Fantástico, como siempre!me apunto...siempre nos quedará ese G-4. Un saludo
Pgmacias

Anónimo dijo...

Gracias por la noticia Signorina Isabella, a ver si se impone el ejemplo...

Señor Pgmacias, un lujo tenerle por aquí, como siempre...

Un saludo

Sol y Moscas

Anónimo dijo...

Para la Signorina Isabella, tan marchosa:
Estribillo:
¡! Ay que “poncio” tan coqueto... en to el mundo ha toreao.
Se los echan mochos y cojuelos y a tos los ha camelao. ¡!
- el papa negro a sus pies por si tiene a bien concederme un "relicario" -

isabella dijo...

Signor Papa Negro:
Ay la Ponce Ponce Ponce Pondè!

Anónimo dijo...

Un placer tenerles por aquí con sus estrofas y estribillos...

Sol y Moscas