10 de diciembre de 2007

LA TAREA


Scott Fitzgerald decía que la tarea del artista es trabajar para los demás, de modo que puedan aprovechar la luz y el brillo del mundo. Nuestro torero hace eso, sale al ruedo y convoca su luz. ¿Sólo para lucirse él? No, también para crear con sus actos un espacio de visión y de conocimiento.
"Quiero seguir regalando mi vida a los aficionados". Rafael Rubio "Rafaelillo".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

...cuando los toros son los q levantan la barbilla al torero y les hace sentirse....

kaparra dijo...

yo lo espero como agua de mayo

Anónimo dijo...

Que razón tiene usted Señor Kaparra. Que mono tengo!!! El otro día vi la faena de Urdiales a Molinito y fue peor el remedio que la enfermedad; como una dosis de metadona...

Un saludo...

Sol y Moscas